Archivo de la etiqueta: LÍDERES HISTÓRICOS

Cuba, ¿se cae o no se cae?

imagesApuesto por que casi nadie se perdió los detalles de la sesión constitutiva de la Asamblea Nacional cubana. Había muchas expectativas sobre el nuevo consejo a elegir, que si sería tal o más cual, qué pasaría con Ricardo Alarcón, que hasta cuándo los veteranos, que la nueva generación… La gente tiene incertidumbres sobre qué pasará con Cuba cuando los líderes históricos de la revolución ya no estén. Hablo de Raúl, Fidel… y los que quedan de la camarada que luchó en la Sierra. Los del otro lado hasta se afilan los dientes. Los de acá se preocupan, como si se nos fuera a acabar el mundo.
La ley de la vida no admite concesiones. La naturaleza no perdona los años y Fidel, Raúl…no estarán por siempre. ¿Qué pasará entonces? Nada que hasta ahora no haya pasado. Seguiremos asediados, mediatizados, quizá continuemos bloqueados, víctimas de campañas mediáticas y cuanto se les ocurra a “nuestros amiguitos del norte”.
Pero Cuba seguirá ahí. La “era postcastro” sí está por llegar, de hecho, quizá llegue antes de que desaparezcan físicamente, porque Raúl lo ha dicho: este será su último período de mandatos de cinco años. Para 2019 ya no dirigirá el país, lo cual no determinará la reversibilidad del sistema cubano.
Raúl es actualmente el PRESIDENTE de los CONSEJOS de Estado y de Ministros de la República de Cuba. Y resalto estas palabras con mayúsculas, porque es él quien preside los consejos, y es su cabeza pensante, pero no es el único cerebro en la dirección. Por suerte esa ha sido una de las virtudes de nuestro proceso, nuestra política se aprueba en un consejo o asamblea donde todos pueden aportar, y decidir por mayoría (porque no siempre se es unánime). En los asuntos de los que depende el futuro cubano no decide uno solo, por el hecho de ser presidente.
Los dirigentes de los Consejos de Estado, de Ministros y de la Asamblea Nacional se renovan, y si valoramos bien, es una nueva generación la que lleva el proceso, la que implementa los lineamientos de una política revolucionaria. No hay mucho que temer. Ya no habrá otro golpe como el de 1952 ni año más duro que el 1993 en el periodo especial. Cuando nuestros líderes históricos no estén, Cuba seguirá estando.

Anuncios