Archivo de la etiqueta: Cuba

Sin mirar para el otro lado

Por Ariadna Guerrero Pérez
Creerlo todo certero significa andar con cuidado incluso en los cuentos, pisar con mesuras los reflejos. En cambio, aquel que lo cree todo mentira, desprecia lo mismo el aire con que respira que la novela que le divierte.
Ningún fanatismo, ni político ni religioso, dibuja la realidad tal y como existe fuera de nuestras conciencias. Tomamos tan poco en serio nuestros mismos defectos que nos movemos despreocupadamente en una cultura nihilista donde solo el gusto inmediato, “infantil”, de pisotear lo que en más de medio siglo se ha logrado, agota toda nuestra sensibilidad.
Desafiamos los periódicos y la televisión en busca del placer de criticar lo que no debería estar ocurriendo, nuestra moral cotidiana está completamente dirigida por ese escepticismo que nos impide estimar las verdaderas dimensiones de lo que sucede y en nuestro miedo obsesivo de creer cierta una mentira, terminamos “nihilizando”, desafortunada-mente todo lo real, en una tragedia donde el aire mismo se nos vuelve un pasatiempo.
Sin duda, nuestro socialismo demanda un análisis específico, sin embargo, las bases, la concepción, los propósitos verdaderos, los ánimos y las condiciones para la crítica se
han ido estableciendo precipitadamente. No obstante, enfrentamos muchos desafíos y creo que el más grande de todos es el que se nos impone a nosotros mismos como constructores de nuestra soberanía, de nuestros propios medios de identidad y supervivencia.
Hemos sido víctimas de los mismos errores que nuestro padrino soviético cuando aplicamos, en un momento de fervor revolucionario, el similar modelo de la ex-potencia europea sin analizar celosamente sus características y debilidades. Mas nunca es tarde si la suerte acecha. Quizá no baste con mirar, sino con ser mirados y comernos nuestra propia existencia. Hay que transformar las condiciones mismas desde donde observamos. Es necesario cambiarnos nosotros mismos para luego tratar de cambiar aquello que nos rodea y que tanto nos molesta.
En mi opinión, debemos despertar de ese sueño “progresista” de otros tiempos de que la mejor ley, es la que existe. Hace falta ampliar mucho el campo visual, descontaminar radicalmente la mirada y desembarazarse de esa ideología de probeta que nos aportó
tantos años de escasez y necesidad, para poder valorar y respetar nuestro sistema y entender que tras cada paso que se toma, está la búsqueda incesante del bienestar social colectivo.
Las carencias y dificultades han sido para ganar fuerza de voluntad y desafiar nuestras realidades, nuestro caminar es despacio porque vamos lejos. El tiempo y la palabra nos han enseñado que la revolución puede hermanar las luchas. Asumamos entonces, la tarea principal de defender nuestro territorio y cambiemos todo aquello que amerite ser cambiado; pero antes que todo, cambiémonos a nosotros mismos.

Anuncios

Migración: otro paso al futuro

cuba-passportPor Luis Alberto Periche
Cuando finalmente llegó el 14 de enero de 2013 y entró en vigor la nueva ley migratoria, imaginé que no cabrían las personas en las oficinas de trámites de Emigración y Extranjería. Había muchas especulaciones sobre las salidas al exterior, y hasta algunos ilusos comentaban que Cuba se quedaría vacía.
Ciertamente, las aperturas en la migración han sido un paso de avance para la sociedad cubana, pero las salidas no han sido ni serán tantas como se pensaron, al menos por ahora, y no por responsabilidad cubana, sino por regulaciones extranjeras.
El tema migratorio ha dado pie a campañas mediáticas contra Cuba, fundadas por el gobierno de los Estados Unidos, al punto de sembrar la confusión entre la población. Eran medidas que ahora han sido flexibilizadas, pero no han encontrado oídos receptivos en otros países. ¿El fin?, favorecer la migración organizada. La papa caliente ahora cayó en manos
norteamericanas, luego de la aplicación de la nueva ley migratoria, pero tal y como se pensó, su gobierno mantuvo intacta sus regulaciones. El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros en Cuba, Raúl Castro Ruz, ya lo afirmó: “… no podemos olvidar que somos el único país del planeta a cuyos ciudadanos se les permite asentarse y trabajar en el territorio de los Estados Unidos sin visa alguna… en virtud de la criminal Ley de Ajuste Cubano… y la política ‘pies secos, pies mojados’, que favorece el tráfico de personas y ha provocado numerosas muertes de inocentes”.
¿Acaso no sería más prudente eliminar tales medidas mal fundamentadas, no aplicar la política de pies secos, pies mojados, ni la Ley de Ajuste Cubano que facilita la permanencia de cubanos al llegar por cualquier vía a los Estados Unidos …
De tal forma, el gobierno estadounidense aún fomenta salidas ilegales del país y obstaculizaba la legal, ordenada y segura, con el claro fin de oponer políticamente a los cubanos al a las máximas direcciones cubanas y propiciar el descontento popular. El resultado ha sido la muerte de muchos personas en varias crisis migratorias, como la de Camarioca en 1965, Mariel en 1980, y la de los balseros” en 1994.
Al gobierno estadounidense lo que le interesa es profundizar la duda y el sentido de descontento, favorecer el robo de cerebros y disminuir el capital humano necesario para el desarrollo económico, político y social de Cuba, lo que en su momento obligó al país a mantener ciertas reglas. Cuba dio un gran paso para normalizar el sistema migratorio. Queda en manos del vecino tirar la segunda piedra.

Cuba, ¿se cae o no se cae?

imagesApuesto por que casi nadie se perdió los detalles de la sesión constitutiva de la Asamblea Nacional cubana. Había muchas expectativas sobre el nuevo consejo a elegir, que si sería tal o más cual, qué pasaría con Ricardo Alarcón, que hasta cuándo los veteranos, que la nueva generación… La gente tiene incertidumbres sobre qué pasará con Cuba cuando los líderes históricos de la revolución ya no estén. Hablo de Raúl, Fidel… y los que quedan de la camarada que luchó en la Sierra. Los del otro lado hasta se afilan los dientes. Los de acá se preocupan, como si se nos fuera a acabar el mundo.
La ley de la vida no admite concesiones. La naturaleza no perdona los años y Fidel, Raúl…no estarán por siempre. ¿Qué pasará entonces? Nada que hasta ahora no haya pasado. Seguiremos asediados, mediatizados, quizá continuemos bloqueados, víctimas de campañas mediáticas y cuanto se les ocurra a “nuestros amiguitos del norte”.
Pero Cuba seguirá ahí. La “era postcastro” sí está por llegar, de hecho, quizá llegue antes de que desaparezcan físicamente, porque Raúl lo ha dicho: este será su último período de mandatos de cinco años. Para 2019 ya no dirigirá el país, lo cual no determinará la reversibilidad del sistema cubano.
Raúl es actualmente el PRESIDENTE de los CONSEJOS de Estado y de Ministros de la República de Cuba. Y resalto estas palabras con mayúsculas, porque es él quien preside los consejos, y es su cabeza pensante, pero no es el único cerebro en la dirección. Por suerte esa ha sido una de las virtudes de nuestro proceso, nuestra política se aprueba en un consejo o asamblea donde todos pueden aportar, y decidir por mayoría (porque no siempre se es unánime). En los asuntos de los que depende el futuro cubano no decide uno solo, por el hecho de ser presidente.
Los dirigentes de los Consejos de Estado, de Ministros y de la Asamblea Nacional se renovan, y si valoramos bien, es una nueva generación la que lleva el proceso, la que implementa los lineamientos de una política revolucionaria. No hay mucho que temer. Ya no habrá otro golpe como el de 1952 ni año más duro que el 1993 en el periodo especial. Cuando nuestros líderes históricos no estén, Cuba seguirá estando.

¿DIPUTADO DE QUIÉN?

elecciones en CubaLuis Alberto Periche Patterson

Aunque la Comisión Electoral Nacional (CEN) informó que la participación ciudadana en las elecciones municipales superó el 94 por ciento, hay un buen número de cubanos que aún duda sobre por quién y para qué votarán en las elecciones del próximo 3 de febrero en los comicios generales 2012-2013.

Es cierto que la gente ha ganado cultura en relación con las funciones del Delegado, quizá por ser quien tiene más roce directo con el pueblo mediante despachos y recorridos por la comunidad; pero no está todo claro sobre la forma de elección de los Diputados a la Asamblea Nacional, sus requisitos, formas de nominación y funciones. Sigue leyendo