Nostalgia

Por Luis Alberto Periche
Se me acaba julio. Parece como si los meses se me quedaran cortos. Cada curso las vacaciones se hacen más pequeñas. No fue hasta el 20 de este mes cuando comencé un receso intelectual disimulado, porque las responsabilidades no escapan aunque se intente estar lejos.
Estas serán mis penúltimas vacaciones. Luego de graduado las añoraré, tal y como me alertan mis coterráneos. Pero así es la historia, no deja saltarse estos tristes capítulos de la novela de la vida.
Añoro los días de la primaria: los amigos, la inocencia, el poderlo todo, los proyectos soñados que quedaron a media, pero siempre con la certeza constante y desenvuelta de que vendrán mejores tiempos, mejores historias y la incertidumbre de todo lo que ellas puedan generar.
http://www.almamater.cu/revista/jovenes
¿Es esto real? Lo es; ¿y lo que nos espera?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s