La espera valió la pena

Por Ania Mulet y Claudia Arias / Estudiantes de Periodismo
La presentación de tres nuevos libros, complementada por la conferencia del profesor de Psicología Manuel Calviño, conductor del conocido programa Vale la Pena, tuvo lugar en la Sala Celia Sánchez de la Universidad de Holguín, como parte de la XXIII edición de la Feria Internacional del Libro.
Aunque su título sugiere un tema medioambientalista, Planeta indignado ocupando el futuro, de la Editorial Caminos, aborda las experiencias del movimiento de los indignados ante las medidas adoptadas por
transnacionales extranjeras.
“Es un texto diáfano, que plantea preguntas relativas a la psicología y la historia que necesitamos leer con detenimiento”, aseguró Idania Trujillo, coordinadora de la casa editora y miembro del Centro Memorial Martin Luther King.
La joven periodista Helen Hernández presentó su segundo libro Palabras sin velo. “Es un cambio de paradigma en la definición de la mujer cubana dentro panorama de la literatura”, explicó. En el texto se recogen entrevistas a diez representativas narradoras cubanas de la época contemporánea, así como una muestra de sus cuentos.
Una amplia selección de los análisis del profesor Calviño en su conocido espacio televisivo, da cuerpo al texto Vale la pena, cuyos 80 ejemplares destinados a la provincia holguinera se agotaron en cuestión de minutos. Según Idania Trujillo, lo más significativo del encuentro fue el contacto con los jóvenes que se forman en la Universidad de Holguín, para que valoren los aportes de dichas obras a su preparación integral. Sin embargo, el momento más esperado por profesores, estudiantes de Ciencias Sociales, Humanidades, Derecho, Psicología y otros invitados, el plato fuerte de la tarde fue, sin lugar a dudas, la conferencia de Calviño.
Matizada de fraternal intercambio versó, en uno de sus tantos momentos, sobre el trabajo y la responsabilidad de los profesionales de las Ciencias Sociales, quienes no pueden permanecer de espaldas a la realidad del país.

Parafraseando a uno de sus autores preferidos, sentenció que la ciencia no tiene razón de ser sino para lograr el bienestar del ser humano y que son imprescindibles el compromiso y la sensibilidad de cada cual para materializar este propósito.
Al libro se refirió con su agudo sentido del humor: “Vale la Pena se pone a disposición de los lectores por tercera vez. Es un escrito hecho con psicología, una publicación para leer en mini dosis, al menudeo, en los ratos libres, sin seguir el orden en que aparecen los capítulos”. “No es una obra docente, pero tampoco es una novela. Eso sí, haga anotaciones y adicióneles un poco de reflexión”, explicó.
Calviño relató algunas de las experiencias en la realización de su programa televisivo desde el surgimiento hace más de veinte años y agregó: “Agradezco sobretodo a ustedes, que comparten su tiempo conmigo cada semana y me regalan un Profe, muchas gracias por su programa cuando nos tropezamos en el mercado, en la cola del pan o en cualquier esquina; a ustedes que me conceden su amistad incondicional y me hacen crecer como ser humano”.

Finalmente la última propuesta corrió a cargo de Calviño con su obra “Vale la pena”, ejemplar de igual nombre que el programa que hace más de 22 años conduce y escribe. Un título muy aclamado por la población holguinera en esta jornada, con solo 80 ejemplares para una provincia aclamada por muchos como Capital Cultural. Incluso se manejó si era conveniente, según especulaciones, presentarlo en la Universidad por la poca cantidad traída en esta ocasión; lo que provocó “carreras y molotes” a la hora de su venta. Muchos no alcanzaron y tuvieron que acudir a su próxima cita, en La Biblioteca Provincial Alex Urquiola, y nuevamente se fueron a sus hogares con las manos vacías.
“Es este un trabajo que ha trascendido, no importa la persona que lo hace, sino lo que allí pasa, cada semana, y de lo que soy yo capaz de transmitir en él.” declaró.
Como puntos que abordó en la conferencia fue la conciencia que debemos crear en cada uno de nosotros, porque según Calviño, estamos de espalda a la realidad de este país y los máximos culpables somos todos nosotros que no hacemos lo que debemos hacer.
“Agradezco (…) sobretodo a ustedes que siguen compartiendo conmigo su tiempo cada semana y me regalan un (Profe muchas gracias por su programa) cuando nos tropezamos en el mercado, o en la cola del pan, o en cualquier esquina del país; y; me conceden su amistad incondicional, y me hacen crecer como ser humano (…) es algo que siempre voy agradecer, siempre voy a llevar conmigo.”
Este será un libro de su agrado, con muchas ideas y sobre todo para no esperar otros veintitantos años más para su lectura, así que nos encontraremos en sus páginas, no lo deje para mañana, recuerde que Vale la Pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s