Marcia Noda: Genuino Fruto de la Revolución

Por Luis Alberto Periche

Cualquiera diría que perdí el encanto de una entrevista cara a cara. Preferí el correo electrónico. ¡Ventajas y desaciertos de esta era digital! Pero les cuento que no fue así, porque a quienes la conocemos no nos hace mucha falta tenerla frente para imaginarla toda gracia.

-Llegó a la universidad por voluntad o por otras decisiones

Desde niña quería ser maestra. Luego, por decisiones que se toman en la juventud, escogí Ingeniería Industrial, de lo que siempre me he sentido feliz, pero pensaba que si pudiera unir ambas carreras se cumplirían mis sueños profesionales. Por eso cuando en tercer año me hacen la propuesta de quedarme a trabajar en la universidad me pareció muy buena opción y la acepté, hasta ahora.

-¿Y si no hubiera sido profesora?

Yo siempre hubiese sido profesora, desde pequeña en mi Gibara natal mis vecinos me decían maestra, luego fui siempre monitora, alumna ayudante, en fin, enseñar es una de las cosas que más disfruto, incluso a niños y adolescentes, sobre todo matemáticas.

-¿Cómo se convierte en rectora?

Cada responsabilidad y más aún la de rectora requiere una etapa preparatoria que es muy importante, creo que es decisivo desempeñarse como profesor e investigador, ocupar diferentes tareas, ser profesor guía, coordinador de año, jefe de disciplina, decano y vicerrector. En mi caso estar siete años en la vicerrectoría docente de la UHo ha marcado mi vida profesional y requirió mucho estudio y actualización, así como el intercambio con la comunidad universitaria.

-Retos de una rectora y mujer

Los retos han sido múltiples. La universidad es una institución muy compleja, donde se forman los futuros profesionales por un colectivo laboral en el que todos influimos. Cada grupo, cada estudiante es un reto, tanto los de pregrado como los de posgrado. El desarrollo de la ciencia, el impacto de la universidad en la sociedad y su influencia en el desarrollo de las comunidades también constituyen otros retos. Me parece que los retos están, sea hombre o mujer quien dirija.

Pero respondiendo tu otra pregunta, las mujeres tenemos el reto de formar a los hijos, de cumplir con el esposo, de apoyar a la familia. A las mujeres la naturaleza nos dotó de un grupo de habilidades y sensibilidades para atender diferentes aspectos de la vida familiar que no pueden soslayarse, de otra forma no se logra la realización plena como mujer, que es a mi modo de ver, base importante para desarrollar adecuadamente las funciones de dirección.

-Cómo equilibrar atención a la familia, superación, y responsabilidades políticas

Es difícil lograr el equilibrio, hay que esforzarse mucho, pero vale la pena. En mi caso tengo una familia y particularmente un esposo que comprende, apoya y acompaña mi trabajo, mi superación y mi vida. Yo he tratado de mantener y mejorar mi trabajo.

-Los profes no son siempre “perfectos”. ¿Cómo reacciona ante la crítica? Los profes, como dices, no somos perfecto, porque somos personas, además, la perfección es enemiga de los buenos, la propia imperfección nos hace mejores personas.

La crítica justa es necesaria, a veces no se entiende, pero a veces debemos reflexionar y llegar a comprender por qué se nos critica. Soy apasionada defendiendo mis criterios, pero no siempre han sido apoyados por todos y entonces me subordino a lo que piensa la mayoría.

-¿Y qué le parecen las libertades en cuanto a diversidad sexual en la universidad? Imagino que antes no eran tan aceptadas y ahora es tan común… Creo que la sociedad ha evolucionado bien en relación con el entendimiento y el respeto a la diversidad. Antes no era así, y aún tendremos que mejorar más. La premisa para que la humanidad se desarrolle es el respeto de los seres humanos a sus semejantes.

-¿Cree que una universidad poco excluyente (en cuanto a selectividad) pueda formar egresados no tan profesionales?

En Cuba no pretendemos que las universidades sean excluyentes, porque eso sería el fin de nuestro sistema social, y hay que trabajar para que este se mantenga y fortalezca. Los que hoy damos vida a estas instituciones somos hijos de obreros, campesinos, y del pueblo cubano, y así debe continuar.

Esta Revolución, y de la cual la Educación Superior es una de sus más grandes conquistas, es del pueblo y para el pueblo, por lo que la inclusión es lo que se impone y debemos contribuir a fomentar las condiciones para que el acceso, permanencia y egreso de la universidades sea cada vez más inclusivo.

-Y si ahora se graduara y no tuviera ubicación laboral. ¿Qué haría?

Creo que lo más importante es prepararse muy bien y dominar los contenidos y habilidades necesarios para ejercer con éxito la profesión seleccionada, si eso es así, el empleo no ha de faltar.

-¿Qué nos falta y qué nos sobra a los universitarios de hoy? Nada es absoluto, los universitarios de hoy son una respuesta a las condiciones histórico-concreto que viven.

No te voy a decir lo que falta o sobra, pero si me parece grave que el egoísmo los poseyera, la apatía, el desconocimiento de nuestra realidad, el hipercriticismo desconociendo lo bueno que se hace, el desaliento y la indisciplina.

Creo que nuestros jóvenes están deseosos de conocer, de que se les convoquen para contribuir, de que se les tenga en cuenta, los menos jóvenes y dirigentes viejos debemos dar esas oportunidades.
-Consejos a la nueva generación

A la nueva generación les aconsejo aprovechar el tiempo, disfrutar el período estudiantil, que es el más agradable e irrepetible de nuestra vida, formarse de forma integral aprovechando los conocimientos que se les transmite y aprendiendo a buscarlo, participar activamente en la transformación de la sociedad, integrarse con los demás sin perder los atributos que los distinguen, conversar, intercambiar, criticar sin morder, apoyar.

-Cómo quiere que la miren cuando concluya en la rectoría?
Yo soy un futuro genuino de la Revolución Cubana. Gracias a ella nací, me formé y he tenido la oportunidad de trabajar por formar nuevos profesionales, creo que eso es lo más importante. Soy un ser humano con defectos y virtudes, pero todo mi trabajo lo he realizado con amor y entrega. La UHo, sus estudiantes y trabajadores son parte de mi vida y seguirán siéndolo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s